Promoviendo la lectura

>>Esos comerciales donde ponen a cualquier persona a hablar bonito de los libros. Es como:

-La lectura es mi mejor partido.

-Es que a mí me encanta, we. Es como una ventana, así, por donde puedes ver.

Y claro, todos sabemos lo emocionante que es mirar por las ventanas.

Sí, cómo me divierto. ¡Oh, miren! Ernestito va a sacar la basura.

-¡Hola Ernesto!    ¡No corras, Ernesto!

Y sí, muy emocionante.<<

Anuncios

Foto de una joven al volante

Pues sí, o sea, acá la chica fresa con su carro del año “súper dulces dieciséis”. Pero lo tiene bien cuidado, limpio y con olor a cereza. Para vergüenza de su amiga Sofi, que el coche de  sus papás huele a frijoles con cebolla y hay papeles con mocos en la guantera y uñas recortadas en los tapetes. ¡Qué demonios! No lo admito, pero envidio a la chica fresa. Mugres lentes de mosca. Se disfraza de hippie para ir de día de campo. Volante a la derecha estilo inglés, ¿acaso eso es legal en este país? Pero qué chido, cabemos como siete en su coche, apretados pero bien. Espero que hoy el campo no esté lleno de chapulines, porque me doblé el pantalón y no tengo ganas de darles asilo.